Congreso CREA 2022: La economía verde como oportunidad

La actual situación geoestratégica mundial representa una gran oportunidad para la Argentina en lo que respecta al diseño de un modelo económico más sostenible, justo y equitativo. Así lo afirmó el consultor corporativo y político Juan Verde durante una conferencia ofrecida hoy miércoles en el Congreso CREA 2022, que se está desarrollando hasta el próximo viernes en la Rural de Palermo (CABA).

“El cambio climático no sólo es real, sino que es la gran y más grave amenaza para la economía mundial”, aseguró Verde, para luego añadir que en la próxima década, las tres mayores amenazas mundiales serán medioambientales, fundamentalmente en lo que respecta a catástrofes climáticas y pérdida de biodiversidad, según señala el informe de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial (2022).

“El mundo está ya en medio de una transición a un modelo de bajas emisiones (de gases de efecto invernadero) y la pandemia aceleró esa tendencia”, apuntó. Grandes corporaciones financieras globales, como es el caso de Blackrock y The Vanguard Group, están direccionando grandes cantidades de capital hacia compañías alineadas con la agenda del cambio climático.

En 2021, las inversiones mundiales en energías renovables sumaron 366.000 millones de dólares. La categoría incluye fundamentalmente a biocombustibles y proyectos de energía eólica, solar e hidroeléctrica. En segundo lugar, se ubicó la inversión en vehículos eléctricos e infraestructura destinada a ese segmento por una suma de 273.000 millones de dólares, según el informe Bloomberg NEF Transition Investment Trends 2022.

«¿Saben ustedes que Arabia Saudita es el país que más está invirtiendo en energías renovables? Lo hacen porque saben que les queda 40 a 50 años de un recurso (los hidrocarburos) que no es renovable”, mencionó.

Por otra parte, tanto EE.UU. con su “Plan de Adaptación Climática y Resiliencia» (Climate Adaptation and Resilience Plan) como la Unión Europa con el programa denominado “Próxima Generación» (NextGenerationEU) planean destinar enormes cantidades de fondos públicos para promover la agenda climática.

Verde señaló que la actual guerra entre Rusia y Ucrania está modificando la cadena de suministros globales y que eso supone una gran oportunidad para la Argentina, al tratarse de un país localizado en una región libre de conflictos bélicos.

“Hoy en el medio de esta crisis económica, con la guerra (entre Rusia y Ucrania), con lo que está sucediendo en Europa (en materia de crisis energética), hay voces que dicen que no nos podemos dar el lujo de ser verdes o sostenibles. No soy una de esas personas y creo que quiénes piensan así están miopes porque no se dan cuenta de la oportunidad histórica en la que estamos. No tenemos por qué elegir entre la economía o el planeta: ambos van de la mano”, aseveró.

Los que están entendiendo el contexto, aseguró Verde, están contribuyendo a generar innovaciones orientadas a promover la competitividad en un entorno sostenible. “Sin planeta no hay economía: tenemos que apostar a las dos cosas”, afirmó.

“Algunos me dicen que los países están más preocupados ahora por la seguridad energética más que en la transición energética, pero eso no es así”, aseveró Verde, para luego añadir que en la nueva coyuntura geopolítica EE.UU. y Europa se han dado cuenta de que no pueden depender de China y Rusia en lo que respecta a la provisión de bienes estratégicos, dado que eso “compromete la seguridad nacional”.

“Tenemos que ser capaces de generar nuestra propia energía con los recursos infinitos del viento y el sol, y eso se logra con tecnología”, afirmó el consultor estadounidense.

Verde mencionó, por ejemplo, que EE.UU. importa grandes cantidades de fertilizantes de China necesarios para sostener la productividad de sistemas agropecuarios y que eso no debería ser así porque la provisión de ese insumo crítico tendría que provenir de “fuentes amigas en las que se pueda confiar, como puede ser la Argentina”. Al respecto, señaló que el gobierno de “EE.UU. ha tomado la decisión de estratégica de poner un freno a China para no seguir con la dependencia” de diferentes bienes estratégicos.

El experto aseguró, en ese sentido, que buena parte de las importaciones de EE.UU se reorientarán hacia Latinoamérica por cuestiones de seguridad, proximidad, solvencia, las cuales, en algunos casos, además son facilitadas por Tratados de Libre Comercio (TLC).

El consultor especificó que, si bien la viabilidad económica seguirá obviamente siendo el fundamento de cualquier decisión empresaria, en el actual escenario no es factible aceptar acciones desligadas del resto de las dimensiones contenidas en el concepto de sostenibilidad.

“La viabilidad económica siempre va a ser el rey, pero cuando una empresa ha tomado una decisión económica no puede quedar solamente ahí, eso se murió, porque las empresas han entendido que no pueden actuar sin considerar a las personas y el impacto ambiental”, explicó Verde.

“Esta es una oportunidad para que nos vaya bien y de hacer el bien. Es una oportunidad para reconocer que se lo debemos a las próximas generaciones”, resumió.

Además de asesorar a grandes corporaciones, gobiernos y políticos, Juan Verde ocupó, durante la administración del presidente estadounidense Barack Obama, el puesto de Subsecretario Adjunto para Europa y Eurasia en el Departamento de Comercio de EE.UU.

También fue asesor de Comercio Internacional para el Departamento de Comercio durante el segundo mandato de Bill Clinton y colaboró con el ex vicepresidente Al Gore para establecer y liderar filiales de su fundación Climate Reality Project en España y la Argentina. Actualmente preside la Fundación Advanced Leadership, una institución sin ánimo de lucro cuya misión es capacitar a la próxima generación de líderes y agentes de cambio en la sociedad.