Julián Domínguez presentó en Israel el Plan Nacional de Riego Sustentable

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, presentó en Israel el Plan Nacional de Riego Sustentable y afirmó que «estamos impulsando el desarrollo integralmente sostenible de la Agricultura irrigada en todo el país, con el horizonte en el largo plazo de duplicar la actual superficie irrigada», en el marco de la misión técnica de cooperación científico tecnológica para el manejo del agua que realiza en el Estado de Israel

En ese sentido, el ministro Domínguez detalló que desde la cartera agropecuaria se está trabajando en el Plan Nacional de Riego Sustentable 2030 y explicó: «Queremos incorporar más innovación y nuevas tecnologías a las cadenas de valor para ampliar la capacidad de nuestros productores en forma sostenible».

Además, el titular de la cartera agropecuaria indicó que «desde el Ministerio y en conjunto con las provincias, se han identificado 119 nuevas áreas a potenciar» y que «en una primera etapa, ya se está trabajando en 21 de estas zonas que corresponden a 12 provincias para mejorar y ampliar la superficie irrigada».

Estas 21 regiones tienen un potencial de riego de 340 mil hectáreas, con una zona de influencia de 1 millón de hectáreas productivas entre secano y riego.

El Plan Nacional de Riego Sustentable busca desarrollar capacidades productivas de la Argentina. Esto permitirá aumentar la cantidad y calidad de nuestra producción; generar mayor valor agregado; expandir el potencial de expansión de las exportaciones con apertura de nuevos mercados para los productores; mejorar los rindes y optimizar el aprovechamiento hídrico.

En relación a ello, Julián Domínguez explicó que «en Argentina hay alrededor de 2 millones de hectáreas bajo riego (superficial o subterráneo), que produce el 13% del producto agrícola del país».

«Esto significa que sólo el 5% de la superficie cultivada está bajo riego. Tenemos un gran potencial de mejora y la posibilidad concentra a partir de estas iniciativas que ya se están impulsando en todo el país para aumentar las capacidades productivas que tiene nuestro país», añadió.

Por otro lado, el ministro nacional explicó que «el riego es fundamental para el desarrollo rural de vastas regiones del país y en alguna de ellas donde predominan las economías regionales se transforma en imprescindibles».

Además, detalló que «si tomamos en cuenta que el 70% de su territorio es árido o semiárido, esta actividad permite poner en valor grandes superficies que de otra manera solo estarían valorizadas por ganadería de muy baja densidad y productividad».

PROYECTOS EN CURSO

El monto total de inversión que propone esta primera etapa del Plan Nacional de Riego Sustentable 2030 es de u$s1490 millones en los 21 proyectos que se están desplegando en las 12 provincias. La inversión promedio por hectárea es de u$s 4.166.

La iniciativa permitirá la incorporación de nuevas infraestructuras y la diversificación de la matriz productiva regional y fortalecimiento de las economías regionales. Además, se podrá generar un estimado de más de 52 mil puestos de trabajo (directos e indirectos) y potencial de mejora de las exportaciones superior al 12%.

Buenos Aires: El proyecto de Desarrollo del riego en el área Patagones Secano permitiría revertir la situación alcanzada por la acentuada sequia de los últimos años. Contempla la mejora productiva en 569.660 hectáreas. Con una inversión pública total superior a los U$S 332 millones, lo que equivalente a 5.213 dólares la hectárea. Beneficiará a 596 explotaciones agropecuarias. La generación de empleo estimada ronda los 4754 nuevos puestos de trabajo.

Catamarca: Se está desarrollando un proyecto con una inversión de casi u$s 10 millones, que representa una inversión por hectáreas de U$S 3.778. La superficie irrigada será de 2.522 ha. Beneficiará a 1185 explotaciones agropecuarias. Se estima la generación de 516 nuevos empleos.

Chubut: Los proyectos buscan la optimización del sistema existente en El Maitén, generar una zona irrigada en el norte de Trelew y mejorar la red Sarmiento que tiene más de 50 años de antigüedad.

Se gestionan tres proyectos de riego con una inversión total de u$s 291 millones, y un estimado de inversión por hectárea que ubica de los los 2.099 a a 6.800 dólares. La superficie irrigada será de 53.302 hectáreas. Las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 380 y la estimación del empleo asociado es de 12.583 empleos generados.

Corrientes: El proyecto apunta al aumento de la producción citrícola en la zona de Monte Caseros en la que predominan quintas de entre 10 y 40 hectáreas. El proyecto prevé una inversión de u$s 56 millones, con promedio de agregación de valor por hectárea de u$s 6.426. La superficie irrigada será de 8.761 ha y las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 267 generando 3.817 empleos.

Entre Ríos: Existen cuatro obras de riego asociadas a las producciones de arroz, cítricos, granos y ganadería. En ese sentido, el proyecto La Paz – Estacas buscar dotar de riego a un área que carece de él, mientras que los otros tres proyectos Mandovisí, Santa Ana y Colonia Eloisa buscarán disponer de agua para riego para las zonas afectadas a través de la captación en el lago de la represa Salto Grande.

Estos proyectos cuentan con una inversión de más de u$s 235.674.180 con una inversión por hectárea que va de los u$s 1744 a los u$s 8919. Se beneficiarán a 712 explotaciones agropecuarias y Se estima la generación de 4564 nuevos empleos entre los cuatro proyectos

Mendoza: Se pondrá en marcha el proyecto de modernización del sistema de riego de los canales Santa Rosa- La Paz. Se prevé una inversión de más de u$s 15 millones. La superficie irrigada será de 12.718 hectáreas y las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 1.181, generando 1.293 empleos.

Neuquén: Con el proyecto de ampliación y mejoramiento del sistema de riego y drenaje del Valle Inferior del Río Limay (etapa 1 – Arroyito-Senillosa), se espera ampliar la superficie irrigada y para optimizar la operación de los canales actuales que se aprovechan sólo en un 40% de superficie cultivada.

El proyecto abarca la mejora de 3.568 hectáreas, previendo una inversión de más de u$s 8 millones con promedio de agregación de valor por hectárea de u$s 2.388. Las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 536 generando 1.887 empleos.

Río Negro: Los tres valles principales de Río Negro requieren de tecnologías específicas para sus áreas irrigadas. Por ende, se gestionan tres proyectos de riego con una inversión que asciende a los u$s 347 millones y un estimado que va desde los 1.112 a los 4.935 dólares la hectárea. La superficie irrigada será de 106.550 hectáreas,- En tanto, las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 1.060 y la generación de empleo estimada es de 19.482 nuevos puestos de trabajo.

Salta: Se están desarrollando tres proyectos que representan una inversión de más de u$s 41 millones. El estimado por hectárea va desde los u$s 1.158 a los u$s 6.182. La superficie irrigada será de 23.409 ha. Las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 394 y la estimación de empleos generados de 1.096.

Santa Fe: Con el proyecto de mejora del riego de la Cuenca Productiva Norte se buscará desarrollar la producción agrícola, ganadera y agroindustrial de la zona, alcanzando las 13.557 hectáreas de superficie irrigada. La inversión pública total superará los u$s 58 millones, lo que equivale a 3.139 dólares la hectárea. La obra beneficiará a 152 explotaciones agropecuarias. Se estima generar 816 empleos.

Santiago del Estero: El proyecto Colonia del Simbolar contempla una inversión de u$s 9 millones, con una inversión promedio de u$s 1.242 por hectárea. La superficie irrigada será de 7.463 hectáreas, las explotaciones agropecuarias beneficiarias serán 242. Se busca generar 241 empleos.

Tucumán: El proyecto contempla la reconstrucción de la pasarela del dique El Tala y su reacondicionamiento y la mejora de la captación y la conducción del agua del río Choromoro y el mejoramiento de su conducción y distribución.

Se gestionan dos proyectos de riego con una inversión total por casi u$s 37 millones, que equivale a un estimado por hectárea de los 3.873 a 7.344 dólares. La superficie irrigada será de 6.878 hectáreas. Beneficiará a 314 explotaciones agropecuarias. La estimación del empleo asociado es de 1.870 nuevos puestos de trabajado generado.

Las obras se destinan al desarrollo del área de riego del sistema de los ríos Tala y Choromoro