Ya marchan los tractores sobre la ciudad en protesta por los impuestos

Una nueva propuesta del campo, liderada por productores de base no encolumnados a las entidades tradicionales, se realizará hoy en Plaza de Mayo. Si bien anoche los primeros díscolos ya estaban a la altura de Aeroparque, piensan llegar a media mañana al centro porteño con tractores y maquinaria agrícola.

Este tractorazo que reclamará por las retenciones, podría ser el inicio de una escalada de protestas que ya no solo tienen como eje a los derechos de exportación, sino que también enfoca sobre la presión impositiva que graba a la actividad productiva en el país.  Y esta semana se sumó la “renta inesperada” que se aplicaría sobre ganancias extraordinarias, por encima de los mil millones de pesos.

En tanto, desde el gobierno, esta semana el Ministro de Seguridad,  Aníbal Fernández, mencionó la protesta y  apuntó a la oposición. “Lo van a hacer [la manifestación] donde pongan la cámara de televisión. ¿Van a entrar a capital federal con los tractores? Ni lo sueñen”, manifestó.

En ese sentido, el ministro de Seguridad defendió el proyecto para gravar la renta inesperada a las empresas que tengan ganancias superiores a los 1.000 millones de pesos, recordó que no está previsto subir las retenciones y cruzó a la oposición por su rol en el debate.

“Ellos buscan quedar bien casi en una característica de alcahuete con los que tienen plata. Uno no se puede escindirse de lo que le pasa a los trabajadores, a los viejos, a los pibes, a las mujeres embarazadas, a las personas con discapacidad. Esa solidaridad, que enarbolamos, nos va a mostrar el camino que tenemos que seguir para garantizar el consumo”, sostuvo.

Fernández expresó que “el campo está pasando por su mejor momento” y mencionó que España es un poco más “risueña y contundente” en su expresión de un tributo similar. Señaló que allí le llaman ganancias “caídas del cielo”.

“Estamos hablando arriba de los 1000 millones de pesos. Me encantaría pagarlo. ¿Sabés lo que es tener 1000 palos en el bolsillo?”, planteó y continuó: “Estamos hablando de esas ganancias inesperadas que, entre otras cosas, las provoca esta guerra que desgraciadamente está soportando este mundo”.

«No entendemos la marcha, no está muy clara, casi con consignas políticas. Si es contra la suba de retenciones, que no existe, no está muy claro para qué están marchando», insistió Cerruti en la rueda de prensa.

En tanto, la vocera destacó que «el campo es fundamental para el crecimiento de la Argentina» y sostuvo que, «sin dudas, la actividad del campo y el complejo agroindustrial son muy importante con sus exportaciones y eso se intentó fortalecer con el envío de un proyecto de ley».

«Acá no hubo suba de retenciones y la verdad es que están marchando por las dudas. Están marchando contra un proyecto que no conocen, que imaginan que puede suceder, por lo que no tenemos ninguna duda de que es una marcha absolutamente política que tiene que ver con defender otros intereses y no los legítimos derechos del campo que tienen que defender los productores», aseveró.