Fuerte apuesta a la producción de nueces

Importante impacto comercial en Mendoza. El holding empresario Grupo Metropol anunció inversiones por US$ 5 millones en Qnuts, una empresa productora de nueces Chandler radicada en Tunuyán. Metropol es conocida en Mendoza por gerenciar líneas de transporte, pero dos años atrás desembarcó en Qnuts y ya desembolsó un total de US$ 25 millones para ampliar su capacidad productiva.

El ministro de Economía mendocino, Enrique Vaquié, recibió a los directores de Metropol antes del anuncio de las inversiones. Participaron autoridades de la provincia y miembros del directorio de Qnuts, empresa propiedad de los hermanos Zbikoski. La empresa presentó sus planes y ofreció un detalle de las nuevas inversiones realizadas.

Tras el encuentro, Vaquié manifestó: “Vamos a trabajar juntos para desarrollar poco a poco en Mendoza un polo de producción y exportación de frutos secos”.

La familia Zbikoski había sido beneficiada con el programa Mendoza Activa tiempo atrás. Con ese beneficio compró cosechadoras mecánicas, instaló hornos de secado, y adquirió una máquina de calibrado y envasado. Esas inversiones permitieron a Qnuts duplicar su capacidad productiva, llegando a cosechar 350 toneladas de nueces propias con cáscara. Asimismo, su planta de secado podría cuadruplicar su capacidad y escalar a los 3 millones de kilos por temporada.

Actualmente el proyecto tiene una producción de 140 hectáreas y aspiran llegar a las 500. Son nueces con elevados estándares de calidad y destino de exportación que llegan a mercados de Europa, Asia y América Latina.

Un relevamiento señala que el año pasado Argentina produjo 20.000 toneladas de frutos secos, de las cuales aproximadamente el 50% se destinaron a la exportación. Mendoza fue la principal productora.

Desde el empresariado y la cartera productiva buscan convertir al Valle de Uco en un polo productor de frutos secos. La región es propicia para este tipo de cultivos: tiene una ubicación estratégica, con condiciones fitosanitarias ventajosas. Además, se nutre del agua de los deshielos cordilleranos.