La pandemia reduce un 15,6% las emisiones de gases de efecto invernadero de la economía española en 2020

La economía española emitió 274,6 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2020, lo que supone un 15,6 por ciento menos en 2019, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cabe recordar el confinamiento y la paralización temporal de la economía española durante la primavera de 2020 a consecuencia de las medidas adoptadas para frenar el avance del coronavirus.

El informe de la ‘Emisiones a la Atmósfera’, de las cuentas ambientales del INE señala asimismo que desde que en 2008 empezaron a contabilizarse las emisiones de GEI, la economía española ha reducido su volumen de emisión un 34,6 por ciento. Del total, el 20,9 por ciento correspondieron a los hogares.

Las principales fuentes emisoras de CO2 en 2020 fueron la industria manufacturera, con 65,9 millones de toneladas; los hogares, con 54,7 millones y el transporte y el almacenamiento, 32,2 millones. Por su parte, Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió las mayores cantidades de Metano (62,6% del total) y Óxido Nitroso (79,7%).

La contabilidad de las emisiones registra las emisiones realizadas por las unidades económicas residentes, tanto en el territorio económico como fuera de él.PUBLICIDAD

En concreto, sobre los distintos gases de efecto invernadero, informa que los más abundantes fueron el Dióxido de Carbono (CO2), el Metano (CH4) y el Óxido Nitroso (N2O).

Las primeras, las de CO2, se redujeron un 18,8 por ciento y las de óxido nitroso cayeron un 1,5 por ciento. Sin embargo, las emisiones de metano crecieron un 0,1 por ciento.

Respecto a las ramas de actividad y los hogares, el INE refleja que la industria manufacturera concentró el 25,8 por ciento del total de emisiones de GEI en 2020 mientras que los hogares fueron responsables del 20,9 por ciento; la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca un 18,2 por ciento.

Por otro lado, destaca que las ramas de actividad que más disminuyeron sus emisiones de GEI en 2020 fueron Transporte y almacenamiento (-30,1%) y Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua (-21,3%).

Si se tiene en cuenta el conjunto de las emisiones desde que comenzó la serie de contabilidad de emisiones en España, el INE indica que respecto al año 2008, las ramas de actividad que más han disminuido las emisiones de GEI son Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua (-58,8 %) y Transporte y almacenamiento (-35,5%).

Por otro lado, el INE expone que otros problemas ambientales que provocan efectos perjudiciales para el medio ambiente y la salud son los gases acidificantes, los gases precursores del ozono troposférico y las partículas (polvo fino).

Los primeros incluyen los Óxidos de Azufre (SOx)Óxidos de Nitrógeno (NOx) y Amoniaco (NH3) medidos en toneladas equivalentes de Dióxido de Azufre (tSO2e) que, en función de su grado de acidificación, se redujeron un 4,8 por ciento en 2019.

En cuanto a otros precursores del ozono troposférico, que se corresponden con los Compuestos Orgánicos Volátiles No Metánicos (COVNM), Óxidos de Nitrógeno (NOx), Metano (CH4) y Monóxido de Carbono (CO) medidos en toneladas equivalentes de COVNM2 , disminuyeron un 3,0% en 2019.

Por su parte, las emisiones de partículas de diámetro aerodinámico inferior a 10 micras (PM10) bajaron un 1,5% en 2019 al alcanzar 197,6 miles de toneladas.

Las mayores emisiones de gases acidificantes correspondieron a Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (997,7 miles de toneladas de tSO2e), Industria manufacturera (190,6) y Transporte y almacenamiento (167,3).

Por su parte, la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió las mayores cantidades de gases precursores del ozono (496,9 miles de toneladas de COVNM equivalentes), seguido por la Industria manufacturera (448,5 miles de toneladas).

Finalmente, las cuentas ambientales del INE apuntan que las mayores cantidades de emisiones de partículas de diámetro aerodinámico inferior a 10 micras (PM10) correspondieron a Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (92,4 miles de toneladas) y Hogares (61,8).

Fuente: El periódico de la energía