La inflación de alimentos llegó a un récord en los países de la OCDE

Los precios de los alimentos subieron en octubre pasado a un ritmo inédito en casi 50 años en el conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), informó este martes el organismo con sede en París.

Los precios de los alimentos subieron en 33 de los 38 miembros de la OCDE y alcanzaron valores que no se registraban desde mayo de 1974, al totalizar un 16,1% anual, 0,8 puntos más que en septiembre.

Junto con la energía, fue uno de los principales componentes que impulsó una inflación que promedió el 10,7% en el bloque, con un alza frente al 10,5% de septiembre.

Dieciocho de los 38 países de la OCDE registraron índices con doble digito, encabezando la lista Turquía (85,5%), Lituania (23,6%), Estonia (22,5%), Letonia (21,8%), y Hungría (21,1%).

Suiza (3%), Japón (3,7%), Israel (5,1%) y Corea del Sur (5,7%) se mantienen como los países con menor inflación.

En el caso de la energía, commodity cuyo valor resultó impactado por la guerra entre Rusia y Ucrania, su peso en el índice cayó ligeramente al bajar su incremento del 28,8% anual al 28,1%, aunque continua con subas por encima del 10% en 35 países y del 30% en 13 de ellos.

La inflación subyacente en la OCDE –que excluye los valores volátiles de la energía y los alimentos- se mantuvo estable en 7,6%.

En el caso de los países del G7, la inflación subió de 7,7% a 7,8%,.

Entre estas economías, Estados Unidos registró un ligero descenso en octubre al caer su índice de 8,2% a 7,7%, mientras que se mantuvo estable en Canadá (6,9%) y aumentó en todos los demás miembros del bloque: se registraron alzas en Italia (8,9% a 11,8%), Reino Unido (8,8% a 9,6%), Japón (3,0% a 3,7%) y Francia (5,6% a 6,2%).

Mientras que en Francia, Alemania, Italia y Japón los alimentos y la energía explican las subas en su mayor parte; los demás bienes y servicios de la economía motorizaron los índices de Canadá, Reino Unido y Estados Unidos.

En los 19 países de la Eurozona, la inflación anual también registró un fuerte alza al saltar de 9,9% anual a 10,6%, aunque los registros preliminares de noviembre apuntan a una moderación al 10%, con un fuerte descenso de los valores de la energía (41,5% a 34,9%).

Por último, en los países del G20 –que incluye a países que no forman parte de la OCDE como Argentina– la inflación se mantuvo estable en 9,5%, sin cambios respecto de septiembre.