Marcha en Estocolmo: Greta Thunberg y más de 600 jóvenes demandaron a Suecia

La activista Greta Thunberg demandó este viernes, junto a más de 600 activistas medioambientales, al Gobierno de Suecia por su política climática en un intento por impulsar medidas efectivas que frenen el cambio climático.

«Hoy es un día perfecto para demandar al Estado por su política climática insuficiente. Eso es lo que hemos hecho. Nos vemos en la corte», señaló la joven de 19 años en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter.

Entre los demandantes se incluye un gran número de niños y adolescentes pertenecientes a la organización Aurora, cuyo objetivo es lograr que el Gobierno sueco tome medidas «más contundentes» contra el calentamiento global, según informó el diario ‘Dagens Nyheter’.

Los jóvenes activistas solicitaron además a la Justicia de Suecia que se reconozca la «insuficiencia» y la «inacción» de las autoridades en materia medioambiental.

Tanto Thunberg como su movimiento fueron galardonados en 2019 por la organización Amnistía Internacional con su premio anual de Embajador de Conciencia debido a su «liderazgo y valentía únicos en la lucha por los Derechos Humanos».

«Nunca se había iniciado ningún proceso jurídico por el clima de esta envergadura ante el sistema jurídico sueco», declaró a la AFP Ida Edling, miembro del comité Aurora, que interpuso la demanda.

El reclamo, presentado simbólicamente durante una manifestación en Estocolmo, ya había sido enviado por internet a un tribunal de la capital, explicó el comité.

Hacía ya dos años que el comité Aurora estaba preparando la demanda, pero la presentó en un momento complicado para el gobierno sueco (conservador), blanco de críticas por su falta de ambición para hacer frente al cambio climático.

Suecia, junto con otros 32 Estados, ya había sido denunciada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por seis jóvenes portugueses en 2020 que consideraban insuficiente la acción emprendida por esos países contra el calentamiento global.

«Si ganamos, habrá un fallo según el cual el Estado sueco estará obligado a cumplir con su parte en el marco de las medidas mundiales necesarias para mantener el objetivo» de limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 ºC respecto a la era preindustrial, explicó Ida Edling.

En los últimos años, organizaciones y ciudadanos acudieron a la justicia para denunciar lo que consideran una «inacción» por parte de los gobiernos en materia climática.

El Tribunal Supremo de los Países Bajos ordenó en diciembre de 2019 que el gobierno redujera sus emisiones de gases con efecto invernadero al menos un 25% para finales de 2020.

En un informe publicado el martes, el Instituto Meteorológico e Hidrológico de Suecia (SMHI) subrayó que la temperatura media del país había aumentado casi dos grados desde finales del siglo XIX, el doble de rápido que la media mundial.