Crece la actividad en el mercado de moda sustentable

Gracias al auge de la moda sostenible, surgen cada vez más alternativas a los materiales de origen animal o derivados del petróleo. Hoy en día, encontramos telas de diferentes tipos que ofrecen buena calidad, menor contaminación y, además, son libres de crueldad. Una de ellas es la piel de hongos, hecha a partir de sus raíces y estructura, es decir, del micelio.

Este material se ha vuelto popular gracias a que grandes marcas, como Stella McCartney, Lululemon, Hermès y Balenciaga, lo han incluido en sus colecciones. Para ofrecer una opción vegana y más sostenible, las firmas crearon desde bolsos hasta abrigos hechos de cuero de hongos.

La llamada piel o cuero de hongos se obtiene a partir de sus raíces, es decir, del micelio. Éste cuenta con ramificaciones, denominadas hifas, que permiten que el hongo se nutra y absorba el agua del suelo. Así, en el proceso de extraer la materia prima, se trabajará con las raíces y no con el cuerpo del hongo.

El proceso es relativamente sencillo y no requiere de equipos complejos. Como resultado, se obtiene un material de textura ligera y con un aspecto similar al del cuero tradicional.

Debido a su versatilidad, puede usarse para crear diferentes piezas: desde prendas de vestir hasta accesorios. Tal como ocurre con otros materiales de origen vegetal, se trata de un textil biodegradable, vegano y libre de crueldad.

Además, es una propuesta más ecológica, que podría cubrir una necesidad actual: cabe destacar que la industria de la moda es una de las más contaminantes a nivel mundial. Es por eso que resulta cada vez más urgente encontrar alternativas más sostenibles a los materiales derivados del petróleo.

Durante la última celebración de la semana de la moda de París, Stella McCartney se refirió a la piel de hongos como «el futuro de la moda». La famosa diseñadora trabaja desde 2017 con la firma MycoWorks, una startup que se ha encargado de crear este material para su nueva colección.

Además, McCartney hizo hincapié en la sostenibilidad del proceso para obtener la materia prima: «Los hongos se cultivan en laboratorios, por lo que no utilizan agua y apenas electricidad», afirmó.

Por su parte, la firma Hermès también se ha asociado con MycoWorks para rediseñar su clásico bolso Victoria. Esta vez, la premisa es utilizar piel de micelio. Otra propuesta innovadora es la de Adidas, que recientemente ha lanzado las Stan Smith Mylo, primeras zapatillas hechas con cuero de micelio.

Fuente: BIOGUIA