Por la escasez de gasoil, el campo hará un paro el 13 de julio y se suman varias entidades a las críticas al gobierno

Las entidades del campo harán un cese de comercialización el 13 de julio para protestar por la situación del sector, afectada, entre otras problemáticas por la escasez de gasoil que afecta la producción.

La medida de fuerza la dio a conocer la Mesa de Enlace luego de una reunión con integrantes de la cadena agroindustrial en las oficinas de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en el barrio de Palermo. La protesta estará acompañada por movilizaciones en ciudades del interior del país. El reclamo por la falta de gasoil se suma otros que tiene el sector como las retenciones, la presión impositiva en general y la brecha cambiaria.

“En las diferentes provincias del país vamos a estar concentrándonos los productores. Sin molestar a nadie, sin cortar rutas ni realizar ninguna acción que moleste la circulación de la gente, vamos a estar manifestándonos de manera tal de marcar la presencia”, dijo Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

En un comunicado se informó que «convocados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, por primera vez se reunieron los dirigentes de todos los eslabones de la cadena agroindustrial para analizar la coyuntura, preocupados ante los enormes problemas que atraviesan al sector y al país. Los presentes coincidieron en que la cadena agroindustrial es parte de la solución y de la salida a esta crisis. En este escenario, destacaron que están unidos, con una visión en común, con el convencimiento de que el sector está en condiciones de crecer en producción, exportaciones, abastecimiento y en la generación de bioenergía y más empleo. Todo esto debe darse en el marco de un profundo respeto a la democracia, la institucionalidad y la división de poderes».

«La política debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad. Es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo. Estas son condiciones imprescindibles para trabajar, producir, industrializar, transportar, comercializar para lograr el abastecimiento interno e incrementar las exportaciones. Resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo. También es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible», se indicó.

«El sector agroindustrial genera casi 4 millones de empleos en todo el país, el 70% de las exportaciones y 8 de cada 10 divisas netas. Crea empleo federal y genuino, con el aporte fundamental de los productores en la dinamización de la economía. Aporta innovación tecnológica y mejoras en la calidad del trabajo y de la producción. Por eso, existe entre los actores presentes la convicción de que, si se dan las condiciones adecuadas, sin intervenciones distorsivas ni cambios de reglas de juego permanentes, podría crecer aún más e incrementar las posibilidades de desarrollo federal de la Argentina», se dijo.

Finalmente decían en el comunicado que las entidades presentes en sede de la Sociedad rural Argentina «estamos plenamente comprometidos y somos actores claves en la transformación y en la generación de soluciones para el desarrollo de la Argentina. Vivimos un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar. Seguiremos trabajando para hacerlo realidad».