La discusión sobre retenciones sigue caliente en el Gobierno

El Gobierno le reclamó a la oposición que «revea» la postura de negarse a debatir la posibilidad de aumentar las alícuotas de los derechos de exportación o retenciones a determinados productos agrícolas y reiteró su convicción de que esos instrumentos son «una de las herramientas adecuadas» para desacoplar los precios internos de los internacionales.

Así lo sostuvo la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, quien justificó la decisión de no presentar un proyecto de ley al respecto «si la oposición dice que no lo va a votar».

«Lo que el presidente  dice es que no hay que dar batallas perdidas», aseguró Cerruti en su habitual conferencia de prensa semanal en Casa Rosada, en la que rechazó una supuesta diferencia interna en el Gobierno respecto de la validez del uso de las retenciones.

Al respecto, aseveró que «los ministros y yo decimos todos lo mismo que dice el Presidente» y citó «un informe del FMI (Fondo Monetario Internacional)» relacionado con otros países que, ante la suba de los precios de productos agrícolas tras la invasión de Rusia en Ucrania, «están aplicando retenciones a (las exportaciones de) algunos productos».

No obstante, indicó que «si en este momento la oposición antes de que se presente un proyecto encabeza un tractorazo o salen todos y dicen a coro que se iban a oponer, nos parece que es una pérdida de tiempo dar esa batalla en el Congreso».