Los frigoríficos abandonaron el programa de precios populares y el gobierno les impedirá exportar

Los frigoríficos exportadores anunciaron que abandonan el programa de carne a precios populares y el gobierno les aplicaría la ley de abastecimiento. La intimación de la Secretaría de Comercio salió tras el anuncio del Consorcio de Exportadores ABC de que abandonaba el compromiso de abastecer siete cortes populares al mercado interno a precios accesibles. Pero recién el ministro advirtió que: «“Acabo de terminar la reunión con el Consorcio ABC. Les informé que quienes no cumplan con los compromisos asumidos con las y los argentinos, no podrán continuar exportando carne”.

En una nota firmada por el secretario de Comercio, Roberto Feletti, dirigida al presidente de ABC, Mario Ravettino, la dependencia oficial calificó a la decisión de «unilateral, intempestiva e irrazonable» y que «implica incurrir en las conductas previstas en el artículo 4 de Ley de Abastecimiento (20.680), acarreando un impacto grave sobre el normal abastecimiento de los cortes de carne referidos en las bocas de expendio de consumo masivo minoritario».

Es por esto que se las intimó a «mantener el adecuado cumplimiento del abastecimiento de los cortes de carnes referidos a los precios oportunamente establecidos, bajo apercibimiento de aplicar las medidas pertinentes contempladas en dicho cuerpo normativo».

En la nota, Comercio Interior fijó también un plazo de 48 horas para que los frigoríficos eleven un informe sobre «las ventas de los cortes del programa Cortes Cuidados realizadas por sus asociados a todos los miembros involucrados en el programa durante el mes de febrero».

En febrero, el Gobierno había renovado el acuerdo con los frigoríficos exportadores y las grandes cadenas de supermercados para la comercialización de 6.000 toneladas mensuales de siete cortes de carne vacuna en todo el país, a precios por debajo de los del mercado.

Dicho plan se estableció hasta fin de año, con revisiones a lo largo del período. La próxima se iba a llevar a cabo en abril. A la fecha, los precios acordados, por kilo, eran la tira de asado de $699; vacío a $749; matambre a $779; falda a $449; tapa de asado a $639; nalga a $799 y paleta a $649.

Entre los motivos que generaron el alejamiento de los frigoríficos se encuentran las restricciones que todavía existen para exportar carne vacuna, ya que están prohibidos para su comercialización al exterior los siete cortes de mayor consumo popular incluidos en el programa oficial, y la competencia que se generó en los últimos tiempos con el sector informal (los operadores “sin planta”) que opera en la comercialización de carne al mundo.