Los productores ya hablan de «malas señales» para el campo

Los productores agropecuarios estallaron de furia ante el cierre de los registros de exportación de harina de soja y aceite de soja, que haría presumir aumento en los derechos de exportación de dichos productos. Sin embargo, algunos prevén aumentos también en granos de trigo, maíz, girasol y, obviamente en soja.

Desde la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) emitieron un comunicado en el que indican que rechazan la posible medida y dicen que “la historia reciente marca que, después de este tipo de medidas, viene un nuevo esquema de retenciones”.

Y convocaron “a las fuerzas políticas legislativas a poner un orden institucional sobre la legislación en materia de impuestos a la exportación. Este tipo de señales generan falta de confianza y de previsibilidad en todos los actores de la cadena”.

Y terminan diciendo que “el gobierno sigue generando incertidumbre en la economía y enviando pésimas señales a los productores. Sin reglas claras, y con mensajes contradictorios constantes, se hace muy difícil seguir trabajando para generar alimentos y sacar adelante a la Argentina”.