28 de enero: Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de Dióxido de Carbono

Designado por la ONU con el objetivo de crear conciencia sobre el cambio climático y la importancia del cuidado ambiental, el 28 de enero se decretó como el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de Dióxido de Carbono. Con esta iniciativa se apela a que la población mundial y las empresas tomen decisiones relacionadas con la concienciación y sensibilización sobre el cambio climático y los impactos ambientales y así lograr la disminución de los gases de efecto invernadero, que son los responsables de la crisis climática. También se conoce a este día como el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre.

Aunque cada vez son más las empresas que asumen su compromiso de alcanzar la neutralidad de Carbono, GMF, empresa líder en la región en mitigación de cambio climático y única en Argentina, se suma a esta iniciativa mundial y comparte los 7 pasos para desarrollar una estrategia climática corporativa y así colaborar con la reducción de emisiones de C02:

1.    Establecer objetivos cuantitativos de corto, mediano y largo plazo. Se recomienda basarse en las metas alineadas a nivel mundial para reducir las emisiones de carbono y limitar la temperatura del mundo a 1.5º; y establecer objetivos de neutralidad de emisiones para 2050 o antes.

2.      Desarrollar una hoja de ruta hacia la descarbonización. Las acciones deben ser realistas y relevantes para la empresa. Además, deben promover la biodiversidad, la economía circular, la preservación de recursos hidráulicos, entre otras.

3.      Incluir las proyecciones financieras del proyecto. Deben demostrar la compatibilidad del negocio con una economía neutra en emisiones.

4.      Realizar un análisis exhaustivo por cada sector de la organización, que incluya una descripción de riesgos climáticos, un análisis de escenarios climáticos, medidas para la futura asignación de inversión, etc.

5.      Crear un proceso transparente e inclusivo para divulgar y revisar la descarbonización de la empresa. El plan debe describir la metodología utilizada para su desarrollo e implementación.

6.      Desarrollar evaluaciones regulares, basadas en indicadores cuantitativos y contar con protocolos para monitorear y reportar sobre los avances del proceso.

7.       Designar a una persona o a un comité para el seguimiento interno, que monitoreen el correcto desarrollo e implementación de las medidas de reducción de emisiones.

La Organización de Naciones Unidas estableció el objetivo de ser carbono neutral como meta hacia 2050 y así impulsar a las empresas a invertir en el desarrollo de estrategias de medición, mitigación y compensación de emisiones de Gases de Efecto invernadero y alcanzar el balance cero neto en sus operaciones y su cadena de valor. “La concentración de CO2, principal Gas de Efecto Invernadero ha aumentado un 40% desde la era preindustrial, debido a las emisiones derivadas de los combustibles fósiles y al cambio de uso del suelo”, comenta Fátima Corbi, CEO de GMF“El camino a la neutralidad de carbono tiene tres pasos: medir, reducir y compensar la huella de carbono y los proyectos forestales son la mejor vía por la cual se logra mitigar el cambio climático mediante la captura de carbono. Es importante que el proyecto demuestre adicionalidad, es decir, que fije o evite emisiones de CO2 que no se hubieran logrado sin la implementación del proyecto”, agrega la ejecutiva.2 archivos adjuntos