Por qué la ciudad de Rosario es referente mundial en agricultura sostenible

La mejor ciudad del mundo en materia de agricultura sostenible está en Argentina. Rosario, en la provincia de Santa Fe, recibió este martes el Premio a las Ciudades 2020-2021, por un proyecto municipal que “mejora la resiliencia y la equidad a través de la agricultura urbana”.

Se trata del mayor galardón que otorga el Centro Ross para las Ciudades Sostenibles del Instituto de Recursos Mundiales, con la entrega de 250.000 dólares.

La distinción fue para el proyecto “Producción Sostenible de Alimentos para una Rosario Resiliente“, un programa de agricultura urbana creado por el municipio que busca crear una resistencia climática inclusiva y mejorar el acceso a alimentos saludables y locales.

Rosario fue seleccionada entre 262 propuestas de 54 países sobre el tema “ciudades inclusivas para un clima cambiante” por un jurado independiente de líderes urbanos y visionarios.

Los otros cuatro finalistas fueron las ciudades de Ahmedabad (India), Londres (Reino Unido), Monterrey (México) y Nairobi (Kenia), que recibieron 25.000 dólares cada una.

“Producción Sostenible de Alimentos para una Rosario Resiliente”, el programa de agricultura urbana que ganó.

“En su esencia, el Premio honra los programas innovadores que abordan los complejos problemas a los que se enfrentan las ciudades y sirve como modelo para compartir soluciones inteligentes entre comunidades de todo el mundo”, dijo Stephen Ross, presidente y fundador de Related Companies

Ross elogió a los proyectos finalistas porque “demuestran cómo las políticas y prácticas existentes pueden evolucionar para ser más sostenibles e inclusivas, al tiempo que responden a nuevas realidades globales”.

“Lo que realmente sorprendió al jurado fue el amplio impacto del programa en la ciudad de Rosario y en la vida de las personas”, dijo por su parte, Ani Dasgupta, directora Global del Centro Ross para Ciudades Sostenibles del WRI.

En ese sentido, remarcó que “su enfoque de la agricultura urbana ha mejorado la seguridad alimentaria y la inclusión social, ha generado puestos de trabajo, ha aumentado la resiliencia climática y ha reducido las emisiones de carbono”.

“Estamos encantados y honrados de recibir este premio y formar parte de este fantástico grupo de finalistas”, aseguró el intendente de Rosario, Pablo Javkin, quien explicó que “mantener los espacios de producción de alimentos dentro de las zonas urbanas y periurbanas es una estrategia clave en nuestro plan de acción climática”.

El jefe comunal sostuvo que “la producción sostenible de alimentos no sólo genera oportunidades de empleo, sino también cohesión social, una mejora del medio ambiente y una mejor salud para nuestros residentes; todo ello mientras conservamos el medio ambiente y nos hacemos más resilientes al cambio climático”.

En Rosario, 75 hectáreas de tierra se dedican ahora a la producción agroecológica y a las huertas urbanas, con otras 800 hectáreas preservadas para la agricultura en la zona periurbana.

Esta iniciativa evita la expansión urbana y proporciona trabajo y alimentos a cientos de residentes, ya que más de 2.400 familias armaron sus propias huertas y crearon siete nuevos espacios de mercado permanentes.

Las cadenas de suministro de alimentos más cortas y localizadas ayudan a la ciudad a reducir las emisiones de carbono al producir 2.500 toneladas de frutas y verduras cada año.

En este sentido, se demostró que la producción local de alimentos reduce las emisiones en un 95% en comparación con las importaciones.

Fuente: Economía Sustentable