Recién el viernes van a comenzar a pensar en un Plan Ganadero para el país

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que el Gobierno nacional convocará a los distintos sectores de la producción de carne para comenzar a tratar el plan ganadero, de manera de poder cumplir con el plazo fijado de un mes para terminar de consensuar la iniciativa.

De esta forma dará comienzo la discusión de la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo, que contempla la conformación de una mesa de trabajo con los distintos actores del sector para trazar un plan que en el mediano y largo plazo permita incrementar la producción de carne vacuna de tres a cinco millones de toneladas, para aliviar la tensión existente entre el mercado interno y externo.

Plan ganadero

«Estamos trabajando en la convocatoria para este viernes tener una primera reunión, que suponemos va a ser virtual, y luego la semana que viene presencial, para tratar el plan ganadero», indicó Kulfas esta tarde a la prensa acreditada en Casa de Gobierno, al finalizar la reunión del gabinete económico.

Según indicó el funcionario nacional, su cartera está «buscando rápidamente poner en marcha un mecanismo de diálogo y concertación que permita dar inicio al plan ganadero y trabajar en una salida virtuosa» para el tema.

Para Kulfas, la necesidad de implementar un plan ganadero radica en que «es un sector que viene estancado hace décadas».

«Hace un siglo producíamos dos millones de toneladas, hoy producimos tres. Queremos ir a cinco millones de toneladas», subrayó.

Esta convocatoria comenzó a cobrar forma tras el anuncio realizado durante la víspera por Kulfas y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, en Casa de Gobierno, en la que dieron a conocer una una batería de medidas para contener el precio de la carne vacuna, que en el último año marcó un incremento promedio superior al 70%, por encima de la inflación.

Reapertura de las exportaciones

Las medidas implementadas contemplan la liberación parcial de las exportaciones de carne vacuna y la prohibición de que esos envíos comprendan siete cortes de alta demanda en el mercado local, entre los que se encuentran asado, matambre y vacío.

Asimismo, las exportaciones, a excepción de aquellas que estén cuotificadas, se realizarán a través de cupos otorgados por ambos ministerios a los diferentes frigoríficos exportadores, los cuales no podrán superar el 50% del volumen despachado en el mismo mes del año pasado.

Esta medida, en una primera instancia, estará vigente hasta el 31 de agosto.

En este sentido, Kulfas explicó más temprano -en diálogo con radio Futurock- que si bien «algunos sectores han manifestado su disconformidad respecto del cupo» de exportaciones, recordó que «es una medida transitoria que busca traer tranquilidad al mercado interno de carnes, que viene muy distorsionado con aumentos de precios injustificados, muy motivados por algunas presiones especulativas».

«Queremos previsibilidad para todos, no para uno en particular», dijo Kulfas y luego se preguntó: «¿De qué previsibilidad hablamos si todos los meses sube la carne? Queremos previsibilidad primero para los hogares argentinos y para que el empresario tenga una producción en crecimiento», concluyó tras la reunión del Gabinete económico.

En la misma línea, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, afirmó que «si se logra el objetivo de estabilizar el precio de la carne, se van a ir quitando las restricciones a las exportaciones».

«A la Argentina también le interesa exportar, tenemos que hacernos cargo de la deuda que nos dejó (Mauricio) Macri y para eso necesitamos divisas», dijo Basterra a Radio 10.

El ministro calificó la reunión del martes del Gobierno con sectores de la cadena cárnica, entre los cuales se encontraba la Mesa de Enlace, como «productiva».

«Ellos han planteado una postura y tienen la voluntad de resolver el acceso de la carne a los argentinos. Han planteado que les parece insuficiente la reapertura del 50% de las exportaciones, pero han mostrado voluntad de continuar en este espacio», destacó Basterra.

Por el lado de las entidades, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, que participó en la reunión que varios representantes del sector cárnico tuvieron el martes con el presidente Alberto Fernández, sostuvo que «los productores de carne sabemos que somos buenos haciendo lo que hacemos y podemos producir más carne en tiempos más cortos».

«Nos vamos a sentar a partir de hoy a planificar un plan ganadero para aumentar la producción. Aceptamos la invitación del Gobierno para la mesa de aumentar la producción», indicó en diálogo con radio El Destape.

No obstante, Pino advirtió la posibilidad de que «haya medidas de fuerza, ya que las últimas medidas del Gobierno generaron en nosotros mucho enojo».

La medida oficial también fue objetada por la Cámara de Exportadores (CERA), al sostener que «erosiona la confianza de todo comprador en nuestros mercados externos»

Por último, el presidente de la Bolsa de Cereales y portavoz del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), José Martins, se mostró optimista tras la reunión del organismo con el Gobierno Nacional y otras entidades agropecuarias, y consideró que «fue una mesa muy importante para construir sobre el diálogo».