El Consejo Agroindustrial rechazó medidas restrictivas del gobierno y pedirá audiencia al Presidente

El Consejo Agroindustrial Argentino (C.A.A.) rechazó fuerte el cierre de exportaciones impulsado por el gobierno, y reclamó su rápida revisión. Por ello, pedirá una audiencia con el Presidente de la Nación, Alberto Fernández para comenzar a revertir esta situación. En una masiva conferencia de prensa, el vocero del Consejo Agroindustrial, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, expresó su decepción por todo lo actuado con el gobierno y que derivó en la imposibilidad de sacar a flote una consensuada Ley Agroaexportadora, que tenía el beneplácito de toda la cadena.

Para el Consejo Agroindustrial la reciente “suspensión de exportaciones de carne bovina” y otras de medidas de este tipo «no contribuye a promover más producción, ni a crear empleo, ni a favorecer a los consumidores que tienen afectado su poder adquisitivo».
«Estamos convencidos de que para solucionar los problemas de pobreza, inflación y desinversión productiva se necesitan políticas de mediano y largo plazo que promuevan empleo genuino, que es el instrumento más efectivo para mejorar sustentablemente las condiciones de vida de los argentinos», expresaron los agroindustriales encabezados por Martins.
«Creemos firmemente que un país que no produce, que no industrializa y que no exporta queda atrapado en un círculo vicioso con resultados negativos, mayor pobreza, marginalidad y destrucción de calidad de vida. Por eso hemos propuesto desde el año pasado medidas concretas para reactivar la inversión productiva, mejorar la ecuación económica de las economías regionales, lograr un desarrollo federal, inclusivo y sustentable, incluyendo logística, política de género, riesgo agropecuario, biocombustibles entre otras, y ninguna hasta la fecha fue atendida», indicaron.
En este sentido reiteraron el desazón porque no pudo prosperar » la propuesta de proyecto de ley de inversiones agroindustriales federal, inclusiva y sustentable que podría generar hasta 700 mil puestos de empleos e incrementar en 15 mil millones de dólares las exportaciones anuales, sin requerir subsidios. Lamentablemente y a pesar de las múltiples reuniones entre los equipos del CAA y funcionarios de los distintos Ministerios del Gabinete Económico, este proyecto está detenido».
Finalmente, reafirmaron » nuestra actitud colaborativa, pro-activa para formular propuestas, pero es imprescindible establecer un dialogo productivo y efectivo para trabajar en todos los desafíos y urgencias que requiere nuestro país agroindustrial, con vocación de paz social y miradas alejadas de visiones proselitistas.»