La conferencia de cambio climático tendrá pabellones especializados en el sistema alimentario basado en plantas

El balneario turístico de Sharm El-Sheikh, Egipto, se prepara para acoger del 7 al 18 de noviembre la 27.ª Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP27) con miras a aprovechar los éxitos anteriores y allanar el camino para la ambición futura.

Egipto asume la Presidencia entrante de la COP 27 con un claro reconocimiento de la gravedad del desafío climático global y apreciación del valor de la acción multilateral, colectiva y concertada como el único medio para abordar esta amenaza verdaderamente global.

Este año, la COP27 incluirá áreas dedicadas al sistema alimentario basado en plantas

Comunicaron que habrá un pabellón Food4Climate de 130 metros cuadrados y contará con la presencia de la ONG ProVeg International. Analizarán por qué la agricultura animal acrecienta la crisis climática.

Indican que la producción mundial de carne y lácteos representa el 83% del uso de tierras agrícolas. Y  los expertos develaron que un 60% de las emisiones proviene del sector agrícola.

África está decidida a mostrar su liderazgo en la acción climática mostrando sus contribuciones al movimiento global para abordar el cambio climático, su papel en la facilitación y movilización de acciones a escala, su visión de un futuro justo y sostenible para su gente y para la población mundial en general.

La esperanza es que la COP27 sea el punto de inflexión donde el mundo se unió y demostró la voluntad política necesaria para enfrentar el desafío climático a través de una acción concertada, colaborativa e impactante. Donde los acuerdos y compromisos se tradujeron en proyectos y programas, donde el mundo demostró que somos serios en trabajar juntos y estar a la altura de las circunstancias, donde el cambio climático se convirtió en una ecuación de suma cero y no hay más «nosotros y ellos» sino una comunidad internacional que trabaja por el bien común de nuestro planeta y humanidad compartidos.

Abordar la crisis climática requiere una acción colectiva audaz y rápida. Estos son los fines de la COP27:

La visión de la presidencia de la COP27 de Egipto es pasar de las negociaciones y la planificación a la implementación. Ha llegado el momento de actuar sobre el terreno. Por lo tanto, nos corresponde avanzar rápidamente hacia una acción sobre el terreno completa, oportuna, inclusiva y a gran escala.

“Necesitamos armonizar nuestros esfuerzos globales. Si queremos cumplir con nuestras promesas y compromisos, las palabras deben convertirse en acción”, indican.

 A nivel mundial, la creciente frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos está afectando la vida y los medios de subsistencia de millones de personas. El aumento de la temperatura media global y el rápido calentamiento global están causando consecuencias alarmantes en los seres humanos y todas las demás formas de vida en la tierra.

 De hecho, la crisis climática agravará las amenazas sociales, económicas y ambientales. Por lo tanto, se necesitan acciones urgentes para abordar la crisis climática y fortalecer la implementación de la respuesta con el objetivo de crear un planeta resiliente.

 Nuestros esfuerzos colectivos para combatir los impactos adversos del cambio climático son necesarios/cruciales si queremos asegurar un futuro sostenible para todos.

A lo largo de los años han alzado la bandera por la conciencia alimentaria global. Uno de los mayores desafíos que promueven es reemplazar los productos animales por alternativas vegetales y cultivadas.

“La aprobación de la ONU para establecer el Pabellón Food4Climate en la COP27 realmente marca un cambio tectónico en el enfoque de la ONU sobre los sistemas alimentarios”, anunció en un comunicado.

Y enfatizó: “Esperamos que el pabellón involucre a los formuladores de políticas de todo el mundo para abordar los desafíos que plantea la agricultura y alentar a los países a adoptar las soluciones. La inacción en los sistemas alimentarios en esta etapa ya no es una opción. Necesitamos hacer una mayor transición a dietas basadas en plantas para reducir las emisiones de metano y CO2 de manera efectiva”.

En definitiva, se tratará de proponer a los responsables la formulación de un sistema alimentario más empático.