Ucrania: más de un millón de toneladas de cereales y alimentos exportados en virtud del acuerdo del Mar Negro

Este «logro notable” fue posible gracias a los esfuerzos colectivos y el arduo trabajo del Centro de Coordinación Conjunta que monitorea los movimientos de los barcos para garantizar su cumplimiento con la Iniciativa.

El JCC reúne a representantes de Ucrania, Rusia, Türkiye y la ONU, los signatarios del histórico acuerdo.

Las operaciones comenzaron el 1 de agosto y el JCC ya ha permitido decenas de viajes a través del Mar Negro. El sábado, los equipos realizaron la inspección número 100 a bordo de buques de carga aprobados. El secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez supervisó la salida de dos barcos involucrados en la operación cuando estuvo en la región la  pasada.

“Mientras el mundo lidia con la inseguridad alimentaria y los altos precios, la importancia de esta Iniciativa es clara. A medida que el aumento de los volúmenes de la producción agrícola de Ucrania ahora se dirige al mercado por mar, ha aumentado la confianza en las industrias de alimentos y transporte marítimo, lo que reduce los precios y reduce el riesgo”, dijo el Sr. Abdulla.

Recordó que si bien el acuerdo contempla operaciones comerciales para la reanudación de las exportaciones, el Programa Mundial de Alimentos también ha podido reiniciar la compra de trigo ucraniano en países como Etiopía y Yemen.

“Todos estos son primeros pasos importantes, pero se necesita hacer mucho más ”, enfatizó. “En todo el mundo, los altos precios de los combustibles y los fertilizantes, el cambio climático y los conflictos están ejerciendo una enorme presión sobre los agricultores y los consumidores por igual y empujando a millones más a la pobreza y el hambre”.

La Iniciativa de Granos del Mar Negro ha creado algo de espacio en los silos ucranianos almacenados con millones de toneladas de productos de cosechas anteriores. Sin embargo, se necesita exportar mucho más grano para acomodar la nueva cosecha, agregó.

“Igualmente importante y urgente es la exportación de fertilizantes, incluido el amoníaco , en el marco de esta Iniciativa, para que los agricultores de todo el mundo puedan continuar la producción de alimentos para el próximo año a un costo asequible”, dijo el Sr. Abdulla.

Describió los millones de toneladas que se han enviado hasta ahora como solo un comienzo.

“El mundo no puede darse el lujo de tener alimentos y fertilizantes retenidos por nada. Cada envío que se despacha a través de esta ruta ayuda a calmar los mercados, aumentar el suministro de alimentos y mantener la producción de los agricultores”.