Exitosa jornada del IPCVA en Venado Tuerto

Alrededor de 300 personas se dieron cita en la tercera jornada a campo organizada por el IPCVA, bajo la consigna “Los desafíos de producir carne en la zona núcleo”, en el Colegio Salesiano de Venado Tuerto.

El presidente del IPCVA, Juan José Grigera Naón, agradeció a las autoridades del Colegio Salesiano,  al INTA y a la Sociedad Rural de Venado Tuerto, por colaborar en la organización de  Jornada y  resaltó la presencia del IPCVA en las distintas ferias que se realizan en el mundo y las campañas que se llevan adelante para potencias la presencia de las carnes argentinas en Estados Unidos, Unión Europea  y China.

“Son nuestros principales mercados, pero también colaboramos con la cancillería argentina para abrir nuevos mercados y tener mayor presencia en ellos con el fin de agrandar la torta para obtener del producto el mayor precio posible, pese a las limitaciones que tenemos en este momento. Salir de una commodity para ir hacia una speciality, pero sin abandonar ningún mercado, en eso se basa la filosofía de nuestro Instituto”, indicó el titular del IPCVA.

Con relación a la actividad puertas adentro, Grigera Naón describió algunas actividades y, entre ellas destacó las campañas de comunicación que se realizan porque: “En nuestra sociedad y en el exterior también, la carne, es atacada por el veganismo y aspectos ambientales por su salubridad, para presentarnos (a quienes la producimos), como los malos de la película. A ese tipo de cuestiones las estamos contra restando con educación y con información científica generadas por los Institutos (INTA, INTI)”

El titular del IPCVA, recordó que se viene trabajando con el INTA y el INTI “en dos proyectos muy importantes, uno ya está terminado para demostrar los sostenible de la nuestra ganadería vacuna y, el próximo que está en marcha, está referido al ciclo de vida de toda la cadena de ganados y carne, trabajo que abarca desde la concepción del ternero, hasta llegar al corte envasado al vacío que el consumidor del mercado local o el exportador, encuentra en una góndola”, describió.

Finalmente, se destacó la importancia que tienen las jornadas para los productores y sobre todo de “haber vuelto a la presencialidad que nos permite el contacto con los asistentes, los técnicos y el público que facilita, al borde del potrero, intercambiar y discutir ideas por eso, en cuanto fue posible, salimos con varias jornadas a campo”, describió.