Reabrieron el registro de exportaciones de harina y aceite de soja con suba de retenciones para ambos productos

El Ministerio de Agricultura reabrió este lunes el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) correspondientes a harina y aceite de soja, luego de que este sábado dejara sin efecto la rebaja de dos puntos porcentuales en la alícuota de derechos de exportación.

La medida fue informada en un comunicado de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios y lleva la firma de su titular, Javier Preciado Patiño.

La vigencia de la reapertura es «a partir de las 0 horas del 21 de marzo de 2022», indicó el comunicado oficial.

La reapertura del registro se da a conocer luego de la publicación del decreto 131/2022, que modificó el esquema de retenciones de los productos derivados de la soja, como lo son el aceite y la harina, a partir de la quita del diferencial entre los productos industrializados y los sin procesar dentro del complejo sojero.

Esa modificación formó parte de las medidas dispuestas luego del mensaje del presidente Alberto Fernández el viernes pasado, junto a la constitución de un Fondo Estabilizador del Trigo, en atención a los aumentos de los precios internacionales de las commodities agrícolas tras la invasión de Rusia en Ucrania.

De esta manera, estos subproductos pasaron de tributar 31% al 33% en concepto de derechos de exportación, lo que implica una suba de dos puntos en la alícuota, hasta, por lo menos, el 31 de diciembre de este año.

Según la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) los productos alcanzados son «aceite de soja y sus fracciones, incluso refinado, pero sin modificar químicamente» (NCM 1507-10-00 y 1507-90-19) y «tortas y demás residuos sólidos de la extracción del aceite de soja, incluso molidos o en pellets» (NCM 2304-00-10 y 2304-00-90).

El cierre del registro de exportación para esos dos subproductos de la soja rigió durante una semana, ya que tuvo vigencia entre el 13 y el 20 de marzo.

Desde allí evaluaron que ese cierre temporal obedecía al propósito oficial de modificar el esquema de retenciones y que la reapertura se dispondría una vez que entrasen en vigencia las nuevas alícuotas, tal como sucedió.

En una conferencia de prensa, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, había señalado que los productores no se verían afectados por la suba de los dos puntos porcentuales, porque ya estaban tributando el 33% por el producto sin procesar.

Al respecto, precisó que «esta medida alcanza a once empresas exportadoras de su producto de la soja, de las cuales ocho representan el 95% del total de las exportaciones».