Se prevé un panorama complicado y conflictivo por la carne, según un informe de FADA

Si el tema del precio de la carne vuelve a los medios, en un escenario de inflación recalentándose, difícilmente vengan buenas noticias desde el gobierno, según el Monitor Ganadero mensual que FADA realiza junto a Braford y Hereford. Dicho relevamiento contiene información sobre indicadores ganaderos, precios, exportación y una lectura de la macroeconomía y su efecto sobre el mercado ganadero.

En esta oportunidad indica que «el contexto ganadero está dado por un efecto del cepo a las exportaciones sobre los precios de la hacienda y de la carne que se agotó. La medida deprimió los precios durante 5 meses, pero en noviembre comenzó el repunte, tanto de la hacienda en Liniers como de los precios al consumidor».

 » Los precios de los vientres y los terneros ya hace tres meses que crecen por encima de la inflación, ¿signo de una nueva búsqueda de cobertura contra la inflación y la devaluación? » Más allá de la razón de la suba, el incremento del precio del ternero presiona sobre el margen del feedlot cuya ocupación no logra hacer pie y se ubica en torno al 60%. Esto significa menor oferta de hacienda liviana desde los feedlots comerciales», indican.

Otro de los indicadores que destacan son:

  • La faena y la producción caen, lo que ha ayudado a amortiguar el efecto de las restricciones sobre los precios internos.
  • Las exportaciones representaron el 30% de la producción en septiembre.
  • Los precios de las exportaciones a China en récords históricos.

En septiembre la carne bovina representó el 50% de la producción total de carnes, seguida por aves con el 39% y porcinos con el 11%. Contra septiembre de 2020, la producción de pollo creció 0,8% y cerdo 1,5%. En octubre, la producción de carne bovina alcanzó las 246 mil toneladas, 3,1% menos que el mes anterior. Respecto a octubre de 2020, la producción acumula una caída del 12,7%. De los últimos 12 meses, sólo 3 mostraron mayor producción respecto al mismo mes de 2020. En los últimos 12 meses la producción de carne alcanzó las 3 millones de toneladas, 168 mil toneladas menos (-5,3%) que los 12 meses previos a octubre de 2020.

Las cabezas faenadas alcanzaron los 1.062.932 animales en octubre, un 2,4% menos que el mes anterior y 13,9% menos que el año anterior.

El peso promedio res cayó y se ubicó en 230 kg. La faena de hembras se incrementó para alcanzar el 44,2%, el menor nivel para un mes de octubre desde 2017, indica el informe de FADA.   La relación vientre/ternera saltó a 357 kg de ternera por vaquillona con garantía de preñez, en noviembre. Esto se dio por el salto de precios de los vientres, aunque con una cantidad reducida de cabezas rematadas en esta categoría para establecer una tendencia firme.

La relación ternero/novillo se mantuvo en noviembre, con 1,47 kg de novillo por cada kilo de ternero. Este nivel marca que el ternero está caro respecto al novillo en términos históricos.

La relación novillo/maíz mejoró en noviembre. Un kilo de novillo promedio Liniers puede comprar 9,33 kg de maíz. El margen bruto del feedlot continuó empeorando en noviembre. El feedlot se ve perjudicado, por la alta relación ternero/novillo.

El índice de reposición se incrementó hasta el 0,90, aunque la CAF resalta en su informe que es debido a que se postergaron los egresos de animales, no porque ingresan más animales. Esto se refleja en una ocupación que sigue bajando hasta el 60%.

Este nivel de ocupación hace prever que la oferta de animales de feedlots comerciales seguirá siendo limitada.

Los precios de los vientres y el ternero continúan mostrando fortaleza en los precios desde que comenzaron a despegar en septiembre. Esto lleva a preguntarse si las expectativas inflacionarias y la búsqueda de cobertura comienzan a repetirse, tal como pasó en 2020.

El precio de los vientres en Rosgan marca una mejora en octubre respecto a septiembre del 10,3%. Los terneros suben 8,8%.

El precio del novillito en Liniers comenzó a mostrar reacción durante las primeras dos semanas de noviembre, con una suba mensual del 9,3%. Por el momento sigue de atrás al ternero.

En octubre ingresaron casi 31.000 animales menos a Liniers respecto a octubre de 2020, una caída del 26,6%

En septiembre, aunque con menor participación, China continuó siendo el principal destino de las exportaciones de carne, con una participación del 51% del valor FOB exportado. En el ranking le siguen Israel, Alemania, Chile, Países Bajos y Estados Unidos.

Las exportaciones como porcentaje de la producción alcanzaron el 30,4% en septiembre. Aunque el volumen exportado es 10% inferior al de septiembre de 2020, la caída del 12,7% en la producción hace que

la proporción se incremente. Habrá que evaluar cómo el gobierno computará las restricciones a las exportaciones en el 2022, ya que la exportación de 2021 es menor a la de 2020.

Durante noviembre los precios de cuota Hilton bajaron pero se mantienen en niveles alto. Por su lado, los cortes exportados a China están en valores históricos récord. De no ser por las restricciones, 2021 podría haber sido un año extraordinario para las exportaciones de carne.

En general, se ve un excelente nivel de precios internacionales, sólo desmejorado

por el atraso cambiario. En términos de tipo de cambio, preocupa el ritmo de atraso cambiario por la brecha entre la evolución de la tasa de inflación y la suba del tipo de cambio oficial.

Ya van ocho meses donde la inflación supera por más de 2 puntos porcentuales a la suba del tipo de cambio oficial. A octubre, la inflación anual ha sido del 52,1% mientras que la suba del dólar oficial ha sido del 27,9%.

El índice de tipo de cambio real multilateral también acusa esto, con un indicador en los niveles previos a las grandes devaluaciones de agosto-septiembre de 2018 y 2019. Es decir, ya se perdió toda la ganancia cambiaria de estas dos grandes devaluaciones del oficial.

La otra brecha que presiona es la cambiaria, los tipos de cambio libres (MEP, CCL y Blue) se alejan del tipo de cambio oficial llegando a una brecha del 100%. Habrá que seguir de cerca los pasos que sigue el gobierno en el periodo post eleccionario. Si comienza a devaluar el oficial, si continúa interviniendo el MEP para reducir la brecha y si se encamina hacia algún tipo de plan creíble en el marco de la negociación con el FMI.