Preocupa la biodiversidad en la agenda de FAO en latinoamérica

La biodiversidad estuvo entre los temas más calientes del COngreso de Aapresid. Carolina Olivera y Juan Carlos Rey de FAO lideraron una plenaria junto a  Marcelo Arriola de Aapresid para hablar de los desafíos en materia de biodiversidad de los suelos para Latinoamérica y el Caribe.

“El lema de este congreso habla justamente de la ocupación de Aapresid por la biodiversidad. Aun con la SD y las BPAs seguimos perdiendo carbono y entendimos que teníamos que ocupar los suelos con cultivos vivos”, comenzó Arriola.

“Hace 12 años empezamos a trabajar en biología de suelos y descubrimos que esa actividad y diversidad biológica tiene un rol clave en la salud del suelo, y que ésta dependía más del manejo y prácticas que de la propia “maceta” o suelo de origen. Profundizamos este trabajo con el proyecto Chacra Aapresid Pergamino-Colón y hoy nos vinculamos con INTA y universidades para seguir este camino. Nuestro sueño es salir de Argentina y ayudar a la Alianza por los Suelos de FAO para pensar en otra agricultura, siempre viva siempre diversa”, cerró.

Carolina Olivera explicó que “la biodiversidad del suelo cumple un rol clave en la biorremediación y la rehabilitación de los suelos. Desde FAO se promueve el concepto de gestión sostenible de los suelos como el camino para mantener  o mejorar los servicios ecosistémicos que estos proveen. estos servicios no son nada sin la biodiversidad subterránea, que contribuye a la circulación del agua, nutrientes, carbono, etc.”.

En esa línea, FAO cuenta con un protocolo para evaluar el manejo sostenible y medir el impacto de distintas prácticas. “El mismo incluye indicadores de productividad, C orgánico, densidad aparente y actividad biológica, esta última evaluada a través de la respiración del suelo.

Olivera destacó el aporte de Aapresid al trabajo de la FAO: “las mediciones realizadas en Chacra Pergamino a partir de perfiles de actividad enzimática se consideran hoy en varios países como buen indicador de actividad biológica y salud del suelo, al igual que la abundancia de lombrices”.

Juan Carlos Rey advirtió que entre las principales amenazas a las funciones de los suelos en Latinoamérica y el Caribe se destaca la caída en la biodiversidad. “El proyecto regional de manejo sostenible de los suelos apunta a identificar prácticas promisorias, validarlas y promover su escalamiento a través de la gobernanza”.

El proyecto incluyó una encuesta a productores. “La misma reveló que existe gran diversidad de prácticas de manejo sostenible, de las cuales se desconocen los costos. También muestra que en general se desconoce el impacto real de la biodiversidad del suelo sobre la productividad. Los indicadores biológicos tienen gran potencial en cuanto a rapidez de reacción y representatividad por lo que es clave incorporarlos”.

Para cerrar, el panel expresó su agradecimiento a Carla Pascal Medina, argentina que fue presidenta de la Alianza por el Suelo en Latam y el Caribe.l