Expectativa por el Plan ganadero presentado por el Gobierno

El borrador del proyecto de Plan Ganadero que comenzó a ser distribuido en las últimas horas a los medios, se titula «Una propuesta federal para el desarrollo de la ganadería bovina» y fue elaborado conjuntamente por el ministerio de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

El trabajo del gobierno indica que «A nivel mundial, la producción de carnes se ha incrementado durante los últimos 20 años: la carne
porcina creció 39%, la aviar, 75% y la bovina, 11%. En 2021, según las estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), se prevé un aumento del 2,8% en la producción de carnes al alcanzar las 265 millones de toneladas. Ese incremento lo explicará la expansión de la producción de carne porcina en China y, en segundo lugar, la mayor producción de carne aviar en cuatro países: China, Brasil, la Unión Europea y la India» y suma que » Se estima que la producción de carne bovina alcanzaría en 2021 las 61,6 millones de toneladas, con un incremento anual mayor al 1%. Brasil, China, Estados Unidos y la India aportarían un millón de toneladas equivalentes a res con hueso (Eq. Rc/H). Por su parte, Argentina, según el USDA, disminuiría para este año su producción de carne vacuna en un 4%, manteniendo su posición como quinto productor mundial. Otros mercados que también disminuirían su producción son la Unión Europea (-1%) y Australia (-3%), tercer y octavo productor mundial, respectivamente».

La propuesta del Gobierno Nacional «tiene como punto de partida la construcción de una visión federal sobre el sector con el objetivo de ordenar la relación entre mercado interno y externo, atendiendo las particularidades de cada región para el desarrollo de la ganadería bovina».

El trabajo consta de tres capítulos. En el primero se incluye el contexto internacional y nacional, considerando la producción primaria y sus dificultades generales a nivel local, el comercio exterior, las características del consumo y de la comercialización.

En el segundo capítulo, que sería el meollo del Plan Ganadero propuesto por el Gobierno, se describen en detalle los principales problemas productivos y se les asignan medios y acciones sugeridos para concretar los lineamientos propuestos.

Concretamente, «se proponen un conjunto de instrumentos financieros, incentivos fiscales, asistencia tecnológica y técnica al productor, entre otros, destinadas a fomentar el incremento de la eficiencia del stock ganadero» a través de:

— Incremento de la implantación de pasturas, verdeos y forrajes conservados
— Implementación de biotecnología reproductivas
— Estímulos financieros y fiscales para mejorar la productividad
— Adquisición de semovientes
— Implementación de prácticas sanitarias de prevención y control de enfermedades
— Mejora de la infraestructura básica para el manejo de rodeo
— Estímulo al incremento de Peso de Faena
— Asistencia técnica y capacitación para la gestión del establecimiento pecuario

Por último, en el tercer capítulo se describen las características generales del plan, las etapas de su proceso de construcción y su esquema de organización. Finalmente, en los anexos se incluyen los planes ganaderos provinciales relevados que permitieron articular y complementar los lineamientos propuestos y debatidos entre las distintas regiones del país.

El Plan fue anticipado por el ministro Matías Kulfas, a integrantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), durante un encuentro que se concretó el jueves pasado.-