«Los países desarrollados quieren ampliar su matriz energética y salir de la dependencia del petróleo”

El trabajo del Consejo Agroindustrial Argentino y la Ley de Biocombustibles, fueron los ejes del encuentro virtual organizado por la Bolsa de Cereales de Entre Ríos y la Asociación Entrerriana de Periodistas Agropecuarios.

Al comienzo del encuentro, Diego Maier, presidente de la entidad cerealista precisó que “con la Asociación, entidad con la que tenemos una relación más que importante desde sus inicios, estamos contentos de poder realizar esta actividad en conjunto que sería la primera formalmente donde abordaremos temas muy interesantes para la actualidad”.

El periodista agropecuario Miguel Ruberto moderó el encuentro que duró 60 minutos y del que participaron periodistas del país y referentes del sector agropecuario. Destacó el lugar de la entidad entrerriana que agrupa a periodistas de la provincia y el trabajo realizado con la Bolsa en la difusión de cuestiones referidas a las cadenas agroalimentarias.

Luis Zubizarreta, Presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles, realizó un paneo sobre el tema de biocombustibles, sector que ha tenido un importante desarrollo en lo últimos 15 años. Esto se ha dado, dijo, “porque los países más desarrollados quieren ampliar su matriz energética, salir de la dependencia del petróleo. Y el factor ambiental impacta porque el mundo debe dejar de contaminarse consumiendo más combustibles fósiles, y la preocupación por la sustentabilidad ambiental es creciente. Esto ha llevado a que haya cortes obligatorios”.

El dirigente mencionó las razones que sustentan la necesidad de contar con una nueva ley superadora, aunque hoy no hay tiempo para debatir por lo que resaltó la necesidad de una prórroga “razonablemente corta que nos permita discutir en el Congreso las cuestiones que hay que mejorar de la ley actual. Consideramos que la ley actual generó un desincentivo porque Argentina es el único país fabricante de biocombustibles donde los productores no compiten entre sí para colocar su producción”.

A su vez, consideró fundamental abrir un tramo del mercado de biocombustibles a la competencia, manteniendo una proporción del corte para las pymes existentes (que podrían competir entre si). Esto sería “una mejora en el programa de biocombustibles para hacer más eficiente la cadena, incentivar inversiones y hacer menos oneroso el programa para el consumidor. Por otra parte evitaría la discrecionalidad del estado definiendo precios y cuotas y la discriminación a los productores más eficientes de modo que puedan vender a mejor precio”.

También sostuvo que bajar el corte obligatorio de combustibles fósiles con biodiésel o etanol, no solo sería ir contra la tendencia mundial en la materia, seria primarizar la producción agroindustrial, provocando desinversión, desempleo y aumentado la contaminación de nuestro medio ambiente.

José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino, hizo un breve repaso de la génesis de este espacio formado hace ya un año atrás y el presente. “Nació de la medida del Gobierno de retirarse del Mercosur, por lo que instamos a que eso no debía suceder y en una muy buena interacción con las autoridades de Cancillería, pasamos de la protesta a la propuesta. Inicialmente alrededor de 33 instituciones, entre Bolsas y Cámaras, comenzamos un camino de no quedarnos en protestar y si a generar propuestas”.

“Argentina necesita juego de reglas claras, tener un marco legal que le de previsibilidad a todos los actores de la agroindustria, que puedan saber cuál es su horizonte a cinco y 10 años. Así fue como generamos esta propuesta de política de Estado inclusiva y federal, que claramente alienta a las economías regionales, a la exportación con mayor valor agregado”, dijo el dirigente, quien al mismo tiempo resaltó que “somos muy buenos exportando productos primarios, estamos en un país donde necesariamente tenemos que generar empleo y se consigue a través de la industrialización, que debe estar instalada en el interior del país”.

Martins habló de la propuesta de “lograr 100.000 millones de dólares en exportación y ser capaces de generar 700.000 puestos de trabajo, pero esto viene de la mano que debemos producir infraestructura en el interior del país y conectividad. Y de la mano viene que tenemos que modificar planes de educación. Necesitamos capacitar a nuestros compatriotas, atendiendo a las nuevas demandas del mercado”.

“Es la primer vez que la agroindustria es capaz de unirse poniéndonos metas de mediano y largo plazo, y siendo capaces de no caer en la coyuntura”, sostuvo Martins, tras repasar algunos de los avances positivos en el seno del CAA, tales como el trabajo en mesas de economías regionales, mesa de carne, tramites administrativos burocráticos que impactan en el flujo de exportación, mesa de pesca, biocombustibles, logística.

Fuente: Campo en Acción