Alimentación sustentable para cuidar a la población y al planeta

Alimentación sustentable significa proporcionar alimentos y bebidas que ayuden a mantener una buena salud, mientras se protege a las personas y al planeta. Por lo tanto, el desafío es crear productos de una manera más social y ambientalmente sostenible.

Para lograr una alimentación sustentable la innovación es fundamental. La finalidad es mejorar la dieta de las personas, minimizar la huella ambiental y reducir el nivel de desperdicio de alimentos”, afirma Alejandra Rullan, Directora de Nutrición para América Latina de Kerry.

La directiva señala que la nutrición y el bienestar de la población son clave para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que la nutrición es el pilar para el logro de 12 de los 17 ODS. Pero, alimentar a una población mundial en crecimiento mientras se mantiene la salud humana es un gran desafío para la industria de alimentos.

De acuerdo con la experta, el derecho a la alimentación es un derecho humano fundamental y el acceso a una nutrición adecuada es esencial para la salud y el bienestar de las comunidades. Sin embargo, actualmente en el mundo:

  • Casi 690 millones de personas pasan hambre.
  • 1,900 millones de personas tienen sobrepeso.
  • Un tercio de todos los alimentos producidos se pierden o desperdician.

“Por ello, desde Kerry hemos desarrollado un marco para cumplir con la meta de llegar a dos mil millones de personas con soluciones nutrimentales adecuadas. La metodología se basa en el modelo validado de perfil de nutrientes del semáforo del Reino Unido”, subraya Rullan.

¿Qué demanda el consumidor para tener una alimentación sustentable?

Según el estudio “El consumidor y la etiqueta limpia”, realizado en seis países de Latinoamérica por Kerry, destaca:

  • El creciente interés y expectativas de los consumidores hacia productos con mejores ingredientes.
  • Mejor valor nutricional.
  • Que las diferentes categorías de productos aseguren la sostenibilidad y respeten al planeta.
  • Los hábitos de consumo de alimentos y bebidas han cambiado.

Asimismo, observa las necesidades y deseos de los consumidores latinoamericanos:

  • Tener etiquetas más limpias.
  • Productos que ayuden a mejorar el sistema inmune.
  • Productos más saludables que tengan buen sabor y productos que incluyan ingredientes considerados “saludables”.
  • Reducción de sal, azúcar, grasas, sabores y colores artificiales en los productos.

El estudio también refleja que las personas quieren ver a los “alimentos como parte de su bienestar” y están dispuestos a probar y, cuando se puede, cambiar sus hábitos de alimentación por motivos de salud.

Existen muchos ejemplos de esta realidad, como el interés del consumidor por alimentos con listas cortas y entendibles sobre los ingredientes o la curiosidad por probar alimentos nuevos que no son parte de su cultura.

Sabor, el atributo más buscado

El Taste Charts de Kerry es un estudio que contiene la revisión anual del panorama de alimentos y bebidas utilizando el comportamiento de ventas, tendencias, influencia del canal de Food Service, experiencia culinaria y de mixología interna para predecir los sabores preferidos del consumidor.

Este año ha determinado seis tendencias principales para América Latina:

  1. Sabores con historia
  2. El poder de las plantas
  3. Conexión consciente
  4. De alimentos para alimentos
  5. Sorprender a los ojos
  6. Sabores que curan

“Todas ellas se ven en toda la región, pero en algunos países son más fuertes unas que otras y los sabores asociados cambian de un país a otro. Un caso es la tendencia de “sabores con historia y atracción global por la comida mexicana”, explica Rullan.

“Esa tendencia se enfoca más en el nacionalismo y el orgullo de ser mexicano, es decir, no es una experiencia nueva. Mientras que en otros países los perfiles mexicanos permiten experiencias novedosas, intensas y diversas, por ser una cultura rica en historia y enseñanzas”, añade.

“Como reflejo de la pandemia por Covid-19, los consumidores están en búsqueda de productos más naturales, que contribuyan a una sensación más holística de salud y bienestar”, advierte la experta.

La preocupación por un sistema inmune sano y un poco de frescor en términos de sabores captura a los consumidores que ahora son más conscientes. En este sentido, Rullan señala cuáles son los sabores en tendencia:

  • Especias, cúrcuma, cítricos, frutos secos, perfiles de sabor de kombucha y botánicos.
  • Debido a que están apareciendo más alternativas reducidas en azúcar y azúcar morena como aliadas para endulzar, la reinvención de los sabores clásicos resurgen como cold brew, helado de café con caramelo, entre otros.
  • La conexión de sabores con experiencia como ahumado, tostado, picante, vinagre, ácido y agrio.

Retos que enfrenta la industria alimentaria

Los desafíos actuales que tienen el mundo y la industria de alimentos incluyen:

  • Más de 800 millones de personas están desnutridas.
  • El 30% de toda la comida se desperdicia.
  • Hay una creciente escasez de recursos en todo el mundo.
  • Existen señales de advertencia en torno al cambio climático y la biodiversidad.

“El potencial de la industria de alimentos, frente a otras, es que tiene la oportunidad de abordar esas problemáticas a través de la producción de alimentos y bebidas y tener un impacto significativo para las personas, las comunidades y el planeta”, advierte Rullan.

“Los impactos del cambio climático, la pérdida acelerada de biodiversidad y la creciente desigualdad social y económica, son sólo algunos de los factores que deben abordarse con urgencia para garantizar el bienestar de las generaciones actuales y futuras”, puntualiza.

“Bajo este contexto, desde Kerry nos comprometemos a desempeñar un buen papel con nuestra estrategia 2030, Beyond the Horizon para ayudar a crear un sistema alimentario más equilibrado, uno que brinde prosperidad”, indica la directiva.

Te puede interesar: Industria alimentaria: ¿cómo afianzar su compromiso con la nutrición?

5 soluciones para lograr una alimentación sustentable

Las necesidades y expectativas del consumidor han aumentado. Cumplirlas implica compromiso y la creación de soluciones por parte de la industria de alimentos. De acuerdo con Alejandra Rullan, algunas de ellas son:

  1. Diseñar y equilibrar nutricionalmente productos con mejor sabor y desempeño de forma sostenible. Expertos en nutrición, sabor, legislación, aplicaciones, análisis sensorial y marketing son parte de ese proceso.
  2. Sinergia con organizaciones líderes como el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas y Concern Worldwide, para coadyuvar a combatir la pobreza, el hambre y la desnutrición en las regiones más pobres del mundo.
  3. Si se quieren abordar los desafíos ambientales asociados con la producción de alimentos, se debe comenzar por buscar formas de prevenir la pérdida y el desperdicio de alimentos.
  4. Trabajar en tecnologías de conservación que permitan satisfacer las cambiantes demandas de los consumidores de ingredientes naturales y, al mismo tiempo, garantizar que se puedan seguir manteniendo o mejorando la vida útil de los productos.
  5. Los procesos de innovación en el área de la sostenibilidad y mejora en la cadena de suministro ayudarán (ya sea a nivel mundial, regional o local), a ofrecer una alimentación sustentable para los consumidores.

Fuente: thefooftech.com