Qué es la Ecología Urbana?

La ecología urbana se entiende como la disciplina ecológica encargada de estudiar las relaciones que tienen los habitantes de una zona urbana con el ambiente o con su ecosistema, entendiendo a este como la ciudad en la que hacen vida. Durante estas relaciones se realizan intercambios de energía y materia, los cuales afectan tanto positiva como negativamente al entorno y, por supuesto, a la naturaleza.

Si piensas por un momento en aquellos factores que afectan el saneamiento ambiental en una ciudad parte de las respuestas que pueden venir a tu mente son los residuos urbanos, la contaminación tanto del suelo como del agua e incluso la contaminación acústica (tan importante en los ecosistemas que estamos tratando el día de hoy). Estos factores son precisamente algunos de los que intentan detener los profesionales que se dedican a la ecología urbana, los cuales no son exclusivamente los ecólogos sino también los geógrafos, sociólogos, arquitectos y más.

¿Cuáles son sus funciones?
Los profesionales anteriormente mencionados tienen en sus manos la responsabilidad de crear y diseñar planes alcanzables a corto o largo plazo que puedan mejorar e incluso detener las consecuencias que están sufriendo los ecosistemas urbanos debido a la mano del hombre. Así, entra las funciones de la ecología urbana encontramos:

Análisis Del Aprovechamiento De Residuos
En materia ecológica todo lo que se pueda aprovechar resulta sumamente beneficioso para el medio ambiente, por ello, esta función se encarga de estudiar cuáles residuos pueden tener una segunda vida antes de ser completamente desechados. Tras este análisis se pasa a la siguiente función de la ecología urbana: el correcto tratamiento de los residuos generados en las ciudades.

El reciclaje, la reutilización y reducción forman parte de las tres “R” de la ecología, una definición de gran relevancia cuando se habla del tratamiento de residuos. En el caso de las ciudades, la ecología urbana tiene la función de mejorar el tratamiento de los desechos que generamos los seres humanos creando medidas que beneficien al medio ambiente y que, por supuesto, los ciudadanos se comprometan a cumplir: reciclando correctamente, reutilizando todo lo posible y reduciendo el consumo de ciertas cosas.

Para lograr el tratamiento adecuado de residuos un par de ejemplos claros son la creación de ecoparques y puntos limpios en las ciudades, así como también la distribución de contenedores o papeleras de reciclaje en la mayor cantidad posible de zonas urbanas.

Promover La Movilidad Sostenible
Para nadie es un secreto que las emisiones contaminantes de los coches son parte de los problemas con los que batallan los profesionales de la ecología urbana. Para intentar frenar dicha problemática, estos profesionales tienen la función de promover la movilidad sostenible y, por supuesto, crear medidas que la permitan en las grandes ciudades.

Muchas de estas medidas se han aplicado en la actualidad gracias a la tecnología híbrida, sin embargo, resulta indispensable que se den a conocer las alternativas de movilidad sostenible que existen y que, por supuesto, se mantengan para que la ecología urbana pueda cumplir su función.

Fuente: Twenergy