Las represas más productivas de África

Nilo, Congo, Níger: los ríos más largos de África tienen un gran potencial para producir energía. Ahora, los gobiernos africanos están apostando por megaproyectos. Aquí las más grandes plantas de energía hidroeléctrica.

La Asuán de Egipto
La represa de Asuán, en árabe es-Sadd el-Ali, se encuentra cerca de la ciudad del mismo nombre en el sur de Egipto. El lago Nasser detrás de la presa puede contener hasta 169 kilómetros cúbicos de agua y las turbinas tienen una capacidad de 2.100 MW. Su principal afluente es el río Nilo. Se necesitaron once años para construirlo y fue abierto en 1971.
Mozambique y su presa Cahora Bassa
Una de las presas más grandes del mundo se encuentra en Mozambique. La presa de Cahora Bassa tiene una capacidad de 2.075 megavatios y se ubica, por lo tanto, detrás de la presa de Asuán. La mayor parte de la electricidad generada se exporta a Sudáfrica. No obstante, con actos de sabotaje impidieron, durante la guerra civil a partir de 1981, la producción de electricidad, por más de diez años.
La Gibe III en Etiopía
350 km al suroeste de la capital de Etiopía, Addis Abeba, otro mega proyecto se completó el año pasado. La represa Gibe III podrá generar un máximo de 1.870 megavatios, lo que la convierte en la tercera más grande de África. La construcción duró casi nueve años y fue financiada al 60 por ciento por el Exim Bank de China.
Las Inga, en la República Democrática del Congo (1/2)
Las represas Inga constan de dos presas separadas: Inga I puede producir 351 MW e Inga II llega a producir 1.424 MW. Estas fueron construidas en 1972 y 1982 como parte del plan de desarrollo industrial del dictador Mobutu Sese Seko. El plan no funcionó y las represas producen en la actualidad sólo el 50 por ciento de su potencial.
Las Inga, en la República Democrática del Congo (2/2)
Ambas represas se ubican cerca de la desembocadura del río Congo y están conectados a una de las cascadas más grandes del mundo, las Cataratas de Inga. El gobierno congoleño ya planea el lanzamiento del nuevo proyecto Inga III, de unos 13 mil millones de euros, con 4.800 MW de contenido en su central hidroeléctrica. Las tres presas juntas serían la planta hidroeléctrica más potente en África.
Akosombo saca la cara por Ghana
Entre las más importantes también está la presa de Akosombo. Esta estanca al lago Volta, que con su superficie de 8.502 kilómetros cuadrados es el embalse más grande del mundo. Las seis turbinas tienen una capacidad conjunta de 912 megavatios, pero la presa no sólo sirve para generar electricidad, también los proteje de las inundaciones. El lago Volta es importante para el comercio y el tráfico.
Tekeze, otra más de Etiopía
También la octava presa más grande de África se encuentra en Etiopía. La presa Tekeze se ubica entre las regiones de Amhara y Tigray. Con una altura de 188 metros, es la presa más alta de África. Sin embargo, sólo se puede generar 300 MW y es, por lo tanto, sólo una vigésima parte de la energía de su hermano mayor, el Grand Renaissance. Su apertura se llevó a cabo en 2009, después de siete años.
Bujagali en Uganda
La represa de Bujagali en Uganda se nutre del lago Victoria y genera 250 MW de energía eléctrica. Su fuerza la recibe de las cataratas Bujagali. Esta presa abrió en 2012 y es la mayor fuente de energía hidroeléctrica del país. La construcción de dos nuevas plantas de energía podría cambiar esto, pero también significaría el traslado de miles de agricultores y la inundación de áreas protegidas.(ct)

Fuente:DW.com – Made for minds